Rubén, “El torbellino”. Cuando sus padres me dijeron que habían adelgazado 17 kg desde que este canijo nació no tuve más remedio que creérmelo. Todo lo que tenía de nervioso lo tenía divertido, de hecho creo que habría fotos más divertidas si no fuera por la cantidad de veces que acabamos tirados por el suelo riéndonos.

Rubén, inolvidable, sin duda

¡Por favor, comparte!
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *