Mario me hizo sudar pero no porque no se estuviera quito sino porque cada gesto era un “fotón” y no daba a basto a prepararle el atrezzo y capturar cada uno de sus momentos.

En este reportaje infantil tengo que decir que acabé agotada pero plenamente satisfecha.

¡Muchisimas gracias papás por dejarme formar parte de vuestra historia!

 

 

 

¡Por favor, comparte!
error0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *